22.1.05

SPAM - Primera Parte

Cada día, millones de usuarios del Correo Electrónico alrededor del mundo, encuentran sus casillas de correo llenas de "basura" que es en general, publicidad, cadenas y hoaxes; y otras veces, mensajes enviados por algún virus que utiliza el e-mail para su propagación. Si hacemos una analogía con el Correo Postal, sería como recibir entre nuestra correspondencia diaria sobres con volantes, folletos, panfletos, pedidos extraños, o alertas salvadoras, de remitentes desconocidos... ¿Se imaginan al Cartero trayendo a diario publicidad sobre "curas para la caída del cabello", o venta de "terrenos en lugares desconocidos", o peor aún "en cementerios", o hasta "ayuda para tener un buen largo" ya saben donde, con el franqueo "a pagar" por el destinatario?.

Dentro de toda esta "basura" electrónica, el problema más de moda es el SPAM, que podríamos definir rapidamente como "mensaje publicitario no solicitado". Pero vamos a la fuente, buscando en un diccionario de Inglés (algo viejito) no dice nada sobre la palabra "spam"; pero cuentan que la palabra "spam" proviene del país del Norte, y que hace referencia a un tipo de carne de cerdo enlatada que puede encontrarse en las góndolas de la mayoría de los supermercados "americanos" (norteamericanos). Cuentan las malas lenguas que el término fue utilizado por primera vez en un sketch o película de los Monty Python, en el que una camarera describe los platos del Menú a unos comensales. Misteriosamente todos los platos contienen "spam"; o sea "spam con puré", "spam con papas fritas", "spam con ensalada", "spam con huevos", etc. El "spam" termina siendo todo el Menú... termina siendo todo.
Pero el "spam" también tiene sus "nombres científicos", se lo llama también EMP (Excessive Multi Posting), UBE (Unsolicited Bulk E-Mail) y UCE (Unsolicited Commercial E-Mail) que quieren decir, respectivamente, "Multi-Correo Excesivo", "E-Mail Basura No Solicitado", e "E-Mail Comercial No Solicitado".

A diferencia de otros medios publicitarios, el costo de la publicidad generada por el spam en los e-mails es pagado en parte por los destinatarios. Si nos encontráramos en la situación de que el mail publicitario fuera enviado directamente de la empresa que publicita a cada destinatario, todo el costo sería pagado por la empresa interesada; pero en el caso del spam el mensaje publicitario es pagado solo una vez por el remitente, pudiendo reproducirse "gratis" millones de veces.
Por otra parte, el exceso de tanto mensaje inútil circulando por la red, ocasiona dos fenómenos. El primero, desde el punto de vista tecnológico, genera una alta demanda de recursos, comprometiendo su disponibilidad, y haciendo que ningún "ancho de banda" alcance en la red. Segundo, derivado del primero, genera importantes pérdidas monetarias a la comunidad conectada, a grandes empresas sobre todo; y dificultades en el correcto funcionamiento de Internet, del que dependen muchas operaciones comerciales. Es sabido que día a día Internet está siendo dejado de usar para operaciones comerciales (e-commerce) de gran importancia, por culpa de su caída en la seguridad y el rendimiento.

Internet es, funcionando correctamente, un gran ahorro de millones de dolares, que muchas empresas y países quieren recuperar. La mayor parte del problema la llevan los Estados Unidos y Europa, donde desde hace algunos años, la Unión Europea (UE) debate la protección de las personas ante la recepción de mensajes electrónicos comerciales no solicitados. Según las cifras de la UE, los usuarios de Internet están pagando sin saberlo, más de nueve millones de dolares al año por costos de conexión para recibir spam.
Estados Unidos es donde esta práctica compulsiva de marketing directo ha tenido consecuencias más graves. Según las cifras que manejaban a principios del año 2001, más del 10% del flujo de e-mails que circulaba entre los norteamericanos estaba compuesto por correo basura. En 1999 circularon 38600 millones de spams en el país del norte, y se estima que a fines de 2001 llegaron a circular 62300 millones. (Fuente Revista Internet USERS #10)

No debemos pensar que toda la culpa se encuentra en los spammers (el que envía el spam) o en empresas internacionales, o incluso locales, que utilizan el correo electrónico como medio publicitario. Existe una cuota de responsabilidad que a todos nos cabe en la distribución de "ciberbasura". Los HOAXes y las cadenas de mensajes que se distribuyen por Internet tienen, muchas veces, la finalidad de recolectar direcciones de e-mail para su posterior utilización por parte de spammers. Pero lo real es que no son los spammers los que distribuyen estos mensajes a diestra y siniestra... somos nosotros los que lo hacemos. Pero esta arista del SPAM, la veremos más tarde. Hasta luego....


1 comentario:

  1. Anónimo11:30 p.m.

    Me encanta la forma en que escribis ... lo haces entendible a todo el mundo.

    Me parece que voy a tener que imprimir posts como este para mi vieja, que se está adentrando en el mundo de la computación.

    Yo no creo que podría explicarle mejor lo que es SPAM.

    :D

    Rodrigo
    http://www.16-bits.com.ar

    ResponderEliminar